En lo que concierne a medicamentos antidepresivos, los pacientes a menudo tratan diferentes medicamentos hasta que encuentran uno que les funcione bien. Lexapro y Zoloft son antidepresivos que inhiben la recaptación y reuso de serotonina (SSRI, en inglés) y se usan para tratar depresión y ansiedad.

Ambos trabajan restaurando el balance de neurotransmisores, como serotonina. La diferencia es que Zoloft puede tratar varios síntomas adicionales, aunque Lexapro tiene un tiempo de iniciar efectividad más corto. Lexapro y Zoloft tienen efectos secundarios diferentes.

Tabla de comparación

Lexapro versus Zoloft Tabla de comparación
Edit this Tabla de comparaciónLexaproZoloft
  • current rating is 3.04/5
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
(439 ratings)
  • current rating is 3.1/5
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
(801 ratings)
Uso/Clasificación Antidepresivo, SSRI (inhibe recaptación y reuso de serotonina) SSRI (inhibe recaptación y reuso de serotonina), para tratar depresión, desorden obsesivo-compulsivo, ataques de pánico, desorden de estrés post-traumático, desorden de ansiedad social, desorden disfórico premenstrual
Prescripción requerida
Nombre genérico Esitalopram Sertralina
Formas Tableta, líquido Tabletas, líquido
Costo Alrededor de US$83.83 por mes (sin seguro) o US$30.31 (con seguro) Alrededor de US85 por mes (sin seguro o plan médico)
Instrucciones de uso Se toma por vía oral una vez al día, usualmente a la misma hora Se mezcla con 4 onzas de otro líquido, medida por gotero. O se toma una vez al día, por vía oral, usualmente a la misma hora.
Cómo funciona Restaura el balance de neurotransmisores, como la serotonina Restaura el balance de neurotransmisores, como la serotonina
Tiempo de efecto De una a dos semanas antes de surtir efecto. Cuatro semanas para el beneficio completo. No tiene un lapso significativo antes de hacer efecto.
Administración Vía oral Vía oral
Efectos secundarios leves Agitación, visión borrosa, diarrea, insomnio, soñolencia, boca seca. Fiebre, orinar de forma frecuente, dolor de cabeza, indigestión, nausea, cambios de apetito, disfunción sexual y cambios de peso Mareo, soñolencia, diarrea, boca seca, sudor excesivo, insomnio, pérdida de apetito, nausea, malestar estomacal
Efectos secundarios serios Comunes: Confusión, dificultad para concentrarse, euforia, pensamientos suicidas, disminución de libido y habilidad sexual. Poco comunes: comportamiento agresivo, presión alta, infarto, coágulos, ritmo cardiaco acelerado o muy lento, hemorragia, Comunes: pensamientos suicidas, disminución de libido y habilidad sexual. Poco comunes: ritmo cardiaco acelerado o muy lento, hemorragia, fallo hepático, fallo renal y euforia.
Efectos de retiro del medicamento Confusión, dolor de cabeza, insomnio, nerviosismo, entumecimiento o cosquilleo Dolor de cabeza, alteraciones de ánimo, cambios en patrones de dormir, cansancio, breves sensaciones de corriente eléctrica
Advertencias Historial médico: desórdenes psiquiátricos, intentos de suicidio, problemas de sangrado, enfermedades hepáticas, convulsiones, enfermedades renales, sangrado estomacal, deshidratación, sodio bajo en la sangre. Historial médico: problemas de sangrado, enfermedades hepáticas, desórdenes de convulsiones, enfermedades de la tiroide. Evite consumir bebidas alcohólicas, conducir u operar maquinaria hasta asegurarse del nivel de atención.
Aprobado por la FDA 2002 1991
Tiempo máximo de almacenaje 3 años 5 años
Almacenamiento A temperatura ambiente sin luz ni humedad. No se debe eliminar por fregaderos, lavamanos o inodoros. A temperatura ambiente sin luz ni humedad. No se debe eliminar por fregaderos, lavamanos o inodoros.

Uso

Lexapro (nombre genérico: esitalopram), es un Inhibidor Selectivo de Recaptación de Serotonina (SSRI, en inglés) que funciona restaurando el balance de neurotransmisores como serotonina. Los doctores prescriben Lexapro para tratar depresión y ansiedad. Lexapro sólo se vende con prescripción y se debe tomar por vía oral una vez al día, casi siempre a la misma hora.

Zoloft (nombre genérico: sertralina) es también un SSRI que funciona restaurando el balance de neurotransmisores (serotonina). Los doctores prescriben Zoloft para tratar depresión, desorden obsesivo-compulsivo, ataques de pánico, desorden de estrés post-traumático, desorden de ansiedad social y desorden disfórico premenstrual. Zoloft es también vendido sólo con prescripción y se toma una vez al día, luego de diluirse, usualmente a la misma hora cada vez.

El Dr. Pickett, de Depression CAREPATH, explica el uso de los SSRI en depresión.

Efectos secundarios

El uso de Lexapro al igual que el de Zoloft puede conllevar ciertos efectos secundarios. Las personas que usan Lexapro pueden experimentar mareos, soñolencia, estreñimiento, boca seca, sudor excesivo, insomnio, nausea o cansancio extremo. Mujeres embarazadas pueden tomar Lexapro, pero hay un riesgo de crear defectos fetales. Algunos de los efectos secundarios más serios pueden incluir confusión, dificultad para concentrarse, euforia, pensamientos suicidas, libido disminuido y disminución de habilidad sexual. Algunos efectos secundarios son muy poco comunes, pero pueden suceder, entre ellos, comportamiento agresivo, presión alta, infarto cardiaco, coágulos repentinos, ritmo cardiaco altamente acelerado o muy lento, hemorragia, fallo renal y convulsiones.

Los usuarios de Zoloft puede que experimenten mareos, soñolencia, diarrea, boca seca, sudor excesivo, insomnio, pérdida de apetito, nausea o malestar estomacal. Efectos secundarios más serios incluyen pensamientos suicidas, libido disminuido y disminución de habilidad sexual. Efectos secundarios muy poco comunes, pero que pueden suceder, son ritmo cardiaco altamente acelerado o muy lento, hemorragia, fallo hepático, renal agudo y euforia.

Retiro del medicamentos

Los doctores recomiendan que los pacientes deben cesar el uso de Lexapro y Zoloft sólo bajo supervisión médica. Pacientes que dejen de usar cualquiera de los dos medicamentos corren el riesgo de sufrir síntomas de retiro del mismo.

Los síntomas de retiro de Lexapro incluyen confusión, dolor de cabeza, insomnio, nerviosismo, adormecimiento o corriente en las extremidades. Cesar el uso de Zoloft puede causar dolores de cabeza, cambios en estados emocionales, cambios en patrones de dormir, cansancio o una breve sensación de corriente eléctrica.

Advertencias

Antes de tomar Lexapro o Zoloft, los pacientes deben revelar su historial médico completo. No se recomienda consumir alcohol al usar cualquiera de estos dos medicamentos. Conducir un auto u operar maquinaria se debe evitar cuando se toma Zoloft o Lexapro.

Se deben mencionar si existen en el paciente desórdenes psiquiátricos, intentos de suicidio, problemas de sangrado, padecimientos hepáticos, convulsiones, enfermedades renales, sangrado gastrointestinal, deshidratación y sodio bajo en la sangre antes de decidir el uso de Lexapro.

Zoloft puede que no funcione bien si los pacientes tienen problemas de sangrado, enfermedades hepáticas, desórdenes convulsivos o padecimientos de la tiroide.

Interacciones con otros medicamentos

Los pacientes deben estar al tanto de posibles interacciones con otros medicamentos mientras usan Lexapro o Zoloft. Ninguno de los dos trabaja bien con inhibidores de monoamina-oxidasas (MAO, en inglés) como lo son isocarboxacida, linezolid, azul metileno, moclobemida, fenelcina, procarbacina, rasaglina, selegilina o tranilcipromina. Los resultados pueden ser fatales.

Ambos Lexapro y Zoloft aumentan el riesgo de sangrado cuando interactúan con los siguientes medicamentos: Pimozide, con efectos antiplaquetas, anti-inflamatorios no-esteroidales (NSAIDs, en inglés), anticoagulantes y aspirina. Un aumento en soñolencia ocurre cuando Lexapro o Zoloft interactúa con antihistamínicos, medicamentos contra ansiedad, relajantes musculares y analgésicos narcóticos.

Interacciones específicas pueden llevar a un síndrome de serotonina. Estos medicamentos incluyen dextrometorfano, litio, flor de San Juan, sibutramina, Tramadol, triptófano, los antideopresivos SSRi fluoxetina y paroxetina, y los SNRI duloxetina y venlafaxina. Las personas que sufren de síndrome de serotonina pueden experimentar varios efectos. Su estado mental puede cambiar a experimentar agitación, delirio o alucinaciones. Pueden hasta caer en coma. Mareo, enrojecimiento de la cara y el pecho, hipertermia y taquicardia son señales de inestabilidad autonómica, Los efectos neuromusculares pueden incluir falta de coordinación, rigidez y temblores musculares. Las personas con síndrome de serotonina pueden sufrir de problemas gastrointestinales como diarrea, nausea o vómitos. Están propensos a sufrir convulsiones.

El síndrome de serotonina es en efecto secundario de combinar Lexapro o Zoloft con otros medicamentos específicos.

Almacenamiento

Lexapro es la más nueva de las dos medicinas, recibiendo su aprobación gubernamental en el 2002. Zoloft fue aprobada por la Administración de Drogas y Alimentos (FDA, en inglés) de E.U. en el 1991. Ambas se deben guardar a temperatura ambiente sin exposición a luz o humedad. Almacenados de esta manera, Lexapro puede durar unos tres años y Zoloft unos cinco años. Ninguna de las dos se debe eliminar por fregaderos, lavamanos o inodoros.


Referencias

Comparte esta comparación:

Si usted lee este momento, usted debe seguirnos:

"Lexapro vs Zoloft." Diffen.com. Diffen LLC, n.d. Web. 22 Sep 2017. < >