Suboxone y metadona son usados para tratar pacientes con adicción o con dependencia de opioides. Ambos son opioides sintéticos.

Suboxone es un agonista opioide parcial (significa que sus efectos son limitados aún cuando se toma en dosis grandes), pero metadona es un agonista opioide completo. Las implicaciones de esto son las siguientes ventajas y desventajas:

El ingrediente activo en Suboxone es buprenorfina, mientras que metadona es el nombre del químico que es el ingrediente activo en el medicamento del mismo nombre.

Tabla de comparación

Metadona versus Suboxone Tabla de comparación
Edit this Tabla de comparaciónMetadonaSuboxone
Riesgo de adicción Alto Más bajo que metadona
Riesgo de sobredosis fatal Alto Bajo
Efectividad en usuarios de alto nivel de adicción Alto Bajo a moderado
Límite en efecto No (por eso se supervisan de cerca las dosis) Sí (los efectos son limitados aunque se tome en dosis grandes
Precio Más económico que suboxina; genérico disponible Más costoso que metadona
Dosis Se supervisa de cerca la dosis en programas de tratamiento ambulatorio; la mayoría de los pacientes en estos programas requieren de 50 mg a 100 mg por día Disponible en dosis sublinguales de 2 mg, 4 mg, 8 mg y 12 mg
Ingrediente activo Metadona Buprenorfina y naloxona
Formas Tabletas, tabletas de disolución extendida, líquido y como inyección Laminilla sublingual. Suboxone ya no está disponible en forma de tableta.
Manufacturero Eli Lilly (entre otros) Reckitt Benckiser
Aprobado por la FDA 1947 2002
Poblaciones especiales Metadona es el tratamiento regular para mujeres embarazadas y ha desmostrado reducir el uso de opioides ilegales Preferible a la metadona para pacientes con riesgos más altos de toxicidad (los mayores de 65, usarios de benzodiazepinas), adolescentes y adultos jóvenes

Mecanismo de acción

La buprenorfina en Suboxone es un analgésico fuerte similar a otros opioides como la morfina, codeína y heroína, sin embrago, produce menos efectos de euforia y por tanto puede ser más fácil de dejar de tomar. Buprenorfina tiene el efecto de un agonista opioide parcial en le cerebro. Reemplaza el opioide que el usuario ha estado abusando, llenado los receptores de opioides en el cerebro y evitando que experimenten síntomas de retiro. Se incluye naloxona en la formulación para evitar que las personas inyecten y/o abusen del medicamento. Esto es un antagonista opioide que bloquea los efectos de opioides como morfina, codeína y heroína. Naloxona se mantiene inactivo si se usa de forma sublingual (bajo la lengua). Sin embargo, si se muele e inyecta, mientras se intenta de abusar del medicamento, la naloxona se activa en el cerebro y causa, en la persona dependiente de opioides, sensaciones inmediatas de retiro.

Metadona es un agonista opioide completo. Metadona se enlaza con los receptores opioides donde la metadona imita las endorfinas y así evita que el usuario experimente síntomas de retiro.

Metabolismo

Ambos Suboxone y metadona son metabolizados en el hígado. La Suboxone se elimina mayormente por excreción a la bilis. Tiene una metabolización lenta y es altamente soluble en grasas, haciéndolo más duradero en el cuerpo. La media-vida de eliminación de buprenorfina es de 20-73 horas con un promedio de alrededor de 37 horas.

La metadona tiene una media-vida de elimincación típica de 15 a 60 horas, con el promedio siendo alrededor de 22 horas. Una media-vida más larga a menudo permite un tratamiento de detoxificación de opioides y mantenimiento basado en una sola dosis por día. Pacientes que metabolizan la metadona rápidamente puede que requieran dos dosis al día para obtener suficiente alivio de síntomas y evitar fluctuaciones extremas en las concentraciones del medicamento en la sangre, con sus efectos asociados.

Dosis

La Suboxone se puede llevar al hogar porque es más difícil abusar de ella, pero como es más fácil abusar de metadona, los pacientes tienen que viajar todos los días a la clínica para recibir sus dosis. Este requisito se puede modificar y los pacientes pueden comenzar a llevarse dosis a sus hogares según se van recuperando. Suboxone está disponible en dosis sublinguales de 2 mg y de 8 mg. Las dosis de metadona en un programa de tratamiento ambulatorio se supervisa de cerca con dosis diarias observadas y anotadas. Una mayoría de los pacientes en programa de tratamiento ambulatorio requieren de 80 a 125 mg de metadona o más, y requieren tratamiento por un tiempo indefinido de tiempo. Esto es porque el mantenimiento usando metadona es correctivo, pero no curativo de adicción a opioides. Para tratamientos curativos, consulte los recursos de rehabilitación de drogas y Narcóticos Anónimos.

Efectos secundarios

La Suboxone puede causar dependencia y adicción. Puede incrementar los efectos de otros medicamentos que causan soñolencia, incluyendo antidepresivos, alcohol, antihistamínicos, sedantes, otros analgésicos, medicamentos contra la ansiedad y relajantes musculares. La Suboxone puede causar efectos secundarios serios como reacciones alérgicas (dificultad para respirar; hinchazón de la garganta, labios, lengua o cara; erupciones en la piel); respiración lenta; mareo o confusión; problemas hepáticos, como ictericia (piel u ojos amarillentos); orina oscura; heces fecales claras; disminución de apetito por varios días; nausea o dolor estomacal. Los otros efectos secundarios incluyen nausea y vómitos; soñolencia; mareos; dolor de cabeza; pérdida de memoria; inhibición cognitiva o neural; sudor excesivo; picor; boca seca; pupilas reducidas; hipotensión ortostática; impedimento sexual y retención de orina.

La metadona tiene efectos secundarios similares como reacciones alérgicas (erupciones en la piel; dificultad para respirar; hinchazón de cara, labios, lengua o garganta); respirar lento o rápido; alucinaciones o confusión; dolor de pecho; mareo; desmayo; ritmos cardiaco rápido o fuerte; sensación vana. Efectos secundarios menos serios de metadona incluyen sentirse nervioso, ansioso o inquieto; insomnio; sentirse débil o soñoliento; boca seca; nausea y vómitos; diarrea; estreñimiento; visión borrosa; pérdida de apetito o impedimento sexual. Metadona puede aumentar los efectos del alcohol, que puede ser peligroso.

Preparación/Forma

La Suboxone viene en forma de tabletas y en laminilla que se disuelve (Laminilla Suboxone). La metadona está disponible en forma de tabletas, tabletas de disolución extendida, solución oral y como inyectable.

Laminilla de Suboxone

Además de la tableta sublingual, la Suboxone se mercadea ahora en la forma de una laminilla sublingual, disponible en dosis de 2 mg/0.5 mg y de 8 mg/2 mg. Los manufactureros de Suboxone, Reckitt Benckiser, alegan que la laminilla tiene unas ventajas sobre la tableta tradicional en que se disuelve más rápido y a diferencia de la tableta, se adhiera la la mucosa oral, evitando que se trague o se caiga. También dicen que la laminilla tiene mejor sabor, que cada laminilla viene envuelta por separado en un bolso a prueba de niños y que es fácil de cargar. Además señalan que la laminilla es intercambiable en uso con las tabletas y se puede usar con una sola dosis al día. La laminilla previene el abuso porque es mucho más difícil molerla para aspirar. Por último, se imprime un código de 10 dígitos en cada bolos de medicamento que ayuda a manejar inventario y evitar desvíos de mxc al mercado ilegal.


Referencias

Comparte esta comparación:

Si usted lee este momento, usted debe seguirnos:

"Metadona vs Suboxone." Diffen.com. Diffen LLC, n.d. Web. 22 Sep 2017. < >