Ativan (lorazepam) y Xanax (alprazolam) son benzodiazepinas usados para tratar desórdenes de ansiedad. Xanax se prescribe también para desórdenes de pánico. Ambos medicamentos funcionan aumentando el efecto del neurotransmisor en el cerebro llamado ácido gama-aminobutírico (GABA, en ingles). Ambos son inseguros para tomar durante el embarazo. Estudios han demostrado que ambos medicamentos demuestran una eficacia comparable y que están propensos a fomentar adicción y reacciones de retiro de su uso. La diferencia entre los dos estriba en sus efectos secundarios, interacciones con otros medicamentos y el historial médico del paciente. Aunque ambos medicamentos pueden tener varios efectos secundarios, Ativan a veces ha mostrado tener el efecto directamente opuesto a su uso prescrito, especialmente en personas mayores de edad.

Tabla de comparación

Alprazolam versus Lorazepam Tabla de comparación
Edit this Tabla de comparaciónAlprazolamLorazepam
  • current rating is 3.14/5
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
(240 ratings)
  • current rating is 3.19/5
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
(62 ratings)
Nombre de marca Xanax Ativan, y otros
Recetado para Manejo de síntomas agudos de desórdenes de ansiedad, de pánico y ansiedad causado por depresión Lorazepam se usa para tratar desórdenes de ansiedad
Categoría durante embarazo D (en EU) [Peligroso durante embarazo; vea artículo para detalles] D (E.U.) No se debe usar durante el embarazo, Vea artículo para detalles.
Complicaciones por dependencia Alto (adictivo) Alto (adictivo)
Efectos secundarios Soñolencia, mareo, visión borrosa, dolor de cabeza, problemas con la memoria, dificultad para concentrarse, problemas para dormir, hinchazón de manos y pies, debilidad muscular, pérdida de balance y coordinación, etc. Soñolencia, mareo, irritabilidad, pérdida de coordinación, dificultad para concentrarse, boca seca, salivado en exceso, cambios en libido y apetitio, nausea, estreñimiento, cambios de peso, orinar con frecuencia
Vida media en el cuerpo De emisión inmediata: 11.2 horas; de emisión extendida: 10.7 - 15.8 horas 9-16 horas
Restricciones No debe ser usado por personas con glaucoma de ángulo restringido o que estén tomando Sporanix o Nizoral No lo deben usar los alérgicos a las benzodiazapinas, como alprazolam, clonazepam y diazepam. Puede tener efecto opuesto en personas mayores de 55 años de edad
Status legal Prescripción solamente (POM): Reino Unido; Tipo IV (EU) Tipo IV (CA). CD (Benz), POM (Reuno Unido( Tipo IV (E.U.)
Excreción Renal Renal
Biodisponibilidad 80-90% 85% de la dosis oral
Metabolismo Hepático, vía citocroma P450 3A4 Glucoronidación hepática
Número CAS (en inglés) 28981-97-7 846-49-1
Fórmula C17H13ClN4 C15H10Cl2N2O2

Indicación

Ativan (nombre genérico: lorazepam) es una clase de benzodiazepina usado para tratar desórdenes de ansiedad. Ativan viene en tabletas de o.5 mg, de 1 mg y de 2 mg, en forma líquida. Intensol de lorazepam también se vende bajo la marca comercial Ativan.

Xanax (nombre genérico: alprazolam) es una clase de benzodiazepina usado para tratar desórdenes de ansiedad y de pánico. Xanax viene en tabletas regulares y de disolución extendida de 0.5 mg, 1 mg, 2 mg y 3 mg; cápsulas sólidas de 1 mg, tabletas que se disuelven en la boca y en forma líquida.

Instrucciones de uso

Ativan se debe tomar por vía oral, con o sin comida, a la misma hora todos los días. El medicamento puede tomar de varias horas a varios días en tener efecto notable cuando se usa por primera vez.

Xanax también se debe tomar por vía oral, con o sin comida. Las tabletas de disolución extendida no se deben romper o cortar porque emite todo el medicamento a la vez. Xanax también puede tomar de varias horas a varios días en tener efecto notable cuando se usa por primera vez.

Almacenamiento

Ativan y Xanax se deben almacenar a temperatura ambiente lejos de luz y de humedad. Ativan tiene una duración almacenado hasta de 2 años, mientras que Xanax puede almacenarse hasta por 3 años.

Cómo funcionan

Ambos Ativan y Xanax aumentan el efecto del neurotransmisor llamado ácido gama-aminobutírico (GABA, en ingles). una sustancia natural que actúa en el cerebro y el sistema nervioso central con un efecto calmante.

Eficacia

Estudios[1][2] que compararon la eficacia de alprazolam y lorazepam mostraron que ambos medicamentos tenían una efectividad similar en reducir los ataques de pánico y comportamiento fóbico y un efecto positivo significativamente más alto comparado con placebos.

Efectos secundarios

Los efectos secundarios comunes de Ativan incluyen somnolencia, mareo, pérdida de coordinación, dolor de cabeza, nausea, visión borrosa, cambios en nivel de interés en y capacidad para el sexo, estreñimiento, acidez o cambio de apetito. efectos secundarios serios pero menos comunes incluyen cambios en el estado mental o de ánimo tales como alucinaciones, depresión o pensamientos suicidas; hablar lento o dificultado; cambios en visión; debilidad inusual; dificultad para caminar; problemas de memoria; señales de infección como fiebre o dolor de garganta persistente; dificultad para respirar, especialmente al dormir; erupción severa en la piel; ictericia (piel u ojos amarillentos) o ritmo cardiaco irregular.

Efectos secundarios comunes incluyen soñolencia, sensación vana, dolor de cabeza, cansancio, mareos, irritabilidad, hablar excesivo, dificultad para concentrarse, boca seca, salivando en exceso, cambios en deseo o capacidad sexual, nausea, estreñimiento, cambios de apetito y de peso, dificultad para orinar y dolor en la coyunturas. Efectos secundarios serios pero menos comunes incluyen dificultad para respirar, convulsiones, ver cosas u oír cosas que no existen, erupción severa en la piel, ictericia (ojos o piel amarillenta), depresión, problemas con la memoria, confusión, problemas para hablar, cambios en comportamiento o estado de ánimo, hablar de hacerse daño o matarse o intentarlo y problemas de coordinación y balance.

Precauciones basado en historial médico

Se recomienda que los pacientes comparten de forma detallada su historial médico con el doctor antes de tomar Ativan. Especialmente deben mencionar enfermedades hepáticas o renales, glaucoma, problemas respiratorios o pulmonares, y cualquier experiencia de abuso de drogas, alcohol o medicamentos. Ativan puede causar reacciones alérgicas en personas con alergias a otras benzodiazepinas, como alprazolam, clonazepam o diazepam. Ativan a veces puede causar un efecto opuesto al deseado en personas mayores de 55 años de edad.

Los pacientes deben compartir de forma detallada su historial médico con el doctor antes de tomar Xanax. Esto incluye problemas severos del pulmón o respiratorios (como obstrucciones crónicas o apnea) enfermedades hepáticas o renales, glaucoma y cualquier experiencia de abuso de drogas, alcohol o medicamentos. Xanax puede causar reacciones en personas con alergias a otras benzodiazepinas, como alprazolam, clonazepam o diazepam. Personas mayores de 55 años de edad pueden ser más sensibles a los efectos secundarios de este medicamento.

Reacciones alérgicas

Los pacientes deben contactar un médico de inmediato si experimentan cualquiera de las siguientes reacciones alérgicas al tomar Ativan: erupciones en la piel, dificultad para respirar o hinchazón de la cara, labios, lengua o garganta.

Pacientes tomando Xanax deben contactar un médico de inmediato si experimentan cualquiera de las siguientes reacciones alérgicas: erupciones en la piel, picor o hinchazón, mareos severos o dificultad para respirar.

Síntomas de retiro del medicamento

Las personas pueden experimentar síntomas de retiro si dejen de toman Ativan o Xanax de repente. Se recomienda que se reduzca la dosis gradualmente (usualmente bajando 0.5 mg cada tres días) para reducir este riesgo.

Los síntomas de retiro de Xanax incluyen convulsiones, dificultad para dormir, cambios en el estado mental o de ánimo, nausea, vómitos, diarrea, pérdida de apetito, dolor estomacal, alucinaciones, adormecimiento o escozor de brazos y piernas, dolores musculares, pulso acelerado, pérdida de memoria a corto plazo, fiebres bien altas y reacciones más intensas a sonidos, ruido o ser tocado. Hay meas sobre los síntomas de retiro de Ativan en este video:

Sobredosis

Una sobredosis de Ativan puede resultar en confusión, reflejos lentos, torpeza, sueño profundo y pérdida de conocimiento. Una sobredosis de Xanax puede causar soñolencia, confusión, problemas de coordinación y pérdida de conocimiento.

Interacciones con otros medicamentos

Ativan puede tener efectos negativos cuando interactúa con ciertos medicamentos: antihistamínicos; medicamentos para la depresión, convulsiones, dolor, para tratar Parkinson's, asma, catarros o alergias; relajantes musculares; contraceptivos orales; probenecid o Benemid; rifampín o Rifadín; sedantes; tabletas para dormir; teofilina o Theo-Dur; tranquilizantes y ácido valpróico o Depakene.

Xanax no interactúa bien con amiodarona, que se encuentra en Cordarone y Pacerone; antidepresivos como desipramina, imipramina, y nefazodona; medicamentos anti-hongos como el fluconazola, posaconazola, o voriconazola; antihistamínicos; cimetidín, o Tagamet; claritromicina, o Biaxin; ciclosporina, que se encuentra en Neoral y Sandimmune; diltiazem, que se encuentra en Cardizem, Dilacor y Tiazac; ergotamina, que se encuentra en Cafatine, Cafergot y Wigraine; eritromicina, que se encuentra en E.E.S., E-Mycin y Erythrocin; isoniazid, que se encuentra en INH y Nydrazid; medicamentos para desórdenes mentales, dolor crónico y convulsiones; nicardipín, o Cardene; nifedipina, que se encuentra en Adalat y Procardia; contraceptivos orales; propoxifena, o Darvon; inhibidores selectivos de recaptación de serotonina (SSRIs, en inglés) como fluoxetina, fluvoxamina, paroxetina, y sertralina; sedantes; tabletas para dormir y tranquilizantes.


Referencias

Comparte esta comparación:

Si usted lee este momento, usted debe seguirnos:

"Ativan vs Xanax." Diffen.com. Diffen LLC, n.d. Web. 15 Jul 2017. < >